“Bulgari y Roma”, Museo Thyssen, muestra la relación entre Bulgari y la capital italiana

Fundada en la capital italiana en 1884, Bulgari lleva inspirándose en su arquitectura y sus monumentos desde su nacimiento. Una muestra en el Museo Thyssen de Madrid indaga en esta conexión íntima enfrentando más de 140 piezas salidas de la casa italiana a una treintena de obras de arte para subrayar el vínculo.

Del suelo de las termas de Caracalla a los artesones de la cúpula del Panteón, de la Piazza de España a la del Popolo, resulta curioso buscar las huellas de la ciudad de Roma en las joyas de Bulgari. Los responsables de la colección histórica de la firma llevan años haciéndolo. Y ahora lo han plasmado en Bulgari y Roma, una cuidada exposición que se podrá ver en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid a partir del próximo miércoles.

Más de 140 piezas salidas de los talleres de la casa italiana desde finales del siglo XIX hasta anteayer (la más reciente es un collar de oro blanco con jade negro y diamantes de 2014) se enfrentan a una treintena de obras de arte para subrayar ese vínculo. En alguna de las joyas, la conexión es inmediata, en otras más sutil.

Pero en todas se pueden percibir ecos de la ciudad eterna. Las joyas exhibidas son un paseo también por la evolución de la propia casa, desde los finos trabajos en plata de Sotiro Bulgari, el fundador en 1884, a las opulentas joyas de los años 30, aún bajo la influencia parisina, y la consolidación del estilo Bulgari en la segunda mitad del siglo XX: mucho color, oro amarillo, deslumbrantes gemas talladas en cabujón, introducción de elementos icónicos como la serpiente… “Tras la II Guerra Mundial la joyería cambió drásticamente”, comenta Boscaini. “Hasta entonces había dominado el gusto francés, la joya estaba muy centrada en el valor y el tamaño de la gema.

Por necesidades económicas y estéticas, a partir de los años 40 la joyería empieza a primar el diseño sobre la gema. Eso obliga a buscar nuevas formas y volúmenes. Y el primer lugar en el que los diseñadores encuentran inspiración es en lo que tienen más a mano, en lo que ven a diario”. En cierto modo es el nacimiento de un estilo italiano de joyería. Y coincide con un momento de esplendor de Roma, los años de la dolce vita, cuando la ciudad empieza a acoger rodajes de películas y convertirse en destino turístico por excelencia. Años en los que pasar por la tienda de Bulgari en Via Condotti se convierte en algo tan romano como un paseo en Vespa mientras actrices como Elizabeth Taylor a Anna Magnani lucen sus creaciones.

NOTICIAS SEGRE

2017-02-27T18:08:17+00:00

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies